Muchas de nosotras estamos acostumbradas a echar toooooda la ropa en la lavadora, muchas veces sin hacer diferencias en cuanto a los cuidados de cada prenda y las más extremas mezclan el blanco con la ropa de color!

Como la idea es seguir teniendo una vida sencilla y no comprar ropa con letra chica, les comparto mi experiencia en torno a los cuidados básicos y otros no tanto del traje de baño.

Partamos de la base que las telas que utilizamos para la confección de los traje de baño APFEL son de la mejor calidad que se pueda conseguir por esta zona del mundo, tienen una resistencia al cloro hasta 10 veces  mayor que cualquier otro elastáno convencional. Para darle la fuerza, confortabilidad y suavidad tiene tejido tipo Ketten (forma de tejer la tela).

Los cuidados de tu traje de baño regalón:

Siempre lava tu traje de baño después de usarlo, lo puedes hacer solo con agua fría (de la llave) o con un jabón suave, yo también uso champú. Y ojo! Lávalo a mano, sin retorcer mucho la prenda (menos si tiene copa prehormada).

Yo muchas veces después de la playa me meto directo en la ducha con el bikini, nunca con el agua muy caliente ya que las Lycras aguantan hasta los 30°C en optimas condiciones, después empiezan a sufrir.

Ideal si lo dejas secar a la sombra, pero si no tienes donde lo puedes dejar al sol por el reverso. La verdad es que no les pasa nada al sol directo, están hechos para eso, pero imaginémonos que las telas tienen minutos de vida expuestos al sol, con este pequeño gesto estamos sumando horas de vida a los colores de nuestro traje de baño!

Nunca jamás guardes tu traje de baño o bikini húmedo en una bolsa plástica! Esto crea un caldo de cultivo para los hongos y la ropa apesta en poco tiempo.

En las etiquetas pueden ver los iconos de no clorar (que creo que es obvio) , no lavar en seco (obvio también) y no planchar (más obvio aún).

En aguas termales es súper importante que si van a usar su bikini regalón lo laven inmediatamente después con agua fría de la llave y lo dejen secar. Ideal sería llevar 2 bikinis o trajes de baño para alternar su uso diario. Hay algunas aguas que son tan calientes y sulfurosas que tienden a quemar un poco la tela, haciendo que pierda color y resistencia.